Salmorejo cordobés

Córdoba es la cuna de esta variante deliciosa de gazpacho. El salmorejo cordobés es una sopa fría compuesta principalmente por tomates maduros, un poco de pan, ajo y aceite de oliva. Aunque algunas personas, le ponen un chorrito de vinagre de Jerez, pero en mi opinión sabe mejor sin él. Además, como toque decorativo y que también le aporta sabor se le suele añadir huevo cocido, jamón serrano picado y un hilo de aceite de oliva virgen extra.
Ahora con las batidoras y los robots de cocina nos resulta muy fácil y cómodo preparar esta sencilla receta, pero antes cuando estos aparatos no existían, nuestras abuelas lo hacían machacando los tomates, el pan y el ajo en un mortero y añadiéndole poco a poco el aceite.
salmorejo
Bueno voy a explicaros el paso a paso de como preparo yo está riquísima y tradicional receta de la gastronomía andaluza.
INGREDIENTES
  • 1 kg de tomates
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 100 gr de pan
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Huevo duro
  • Taquitos de jamón serrano

Podéis ver la receta en vídeo por si os resulta más cómodo.

 

PREPARACIÓN
  1. Comenzamos cortando el pan en trozos, lo ponemos en el fondo de un recipiente hondo.
  2. Le añadimos encima los tomates, cortados a cuartos,  espachurrándolos un poco y el ajo picadito.
  3. A continuación, le echamos sal y lo regamos todo con el aceite de oliva.
  4. Después, lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar a temperatura ambiente unas horas.
  5. Transcurrido el tiempo, lo batiremos con la batidora eléctrica hasta que quede una crema muy fina.
  6. Por último, lo emplatamos y decoramos con taquitos de jamón serrano y huevo duro picado.
CONSEJOS
  • Es muy importante elegir una variedad de tomate con bastante sabor, ya que es el ingrediente principal y el que realmente le da el toque a la receta.
  • Si dejamos reposar los ingredientes cómo indico en la elaboración conseguiremos que el pan se empape de todos los jugos y sabores, por lo que será más fácil conseguir que la crema quede fina y que el salmorejo tenga más sabor.
  •  Sabe mejor si elegimos un buen aceite de oliva, el denominado aceite de oliva virgen extra es el más adecuado, debemos buscar uno con sabor suave y aroma afrutado ya que un aceite amargo y excesivamente picante ocultará los demás sabores del plato
  • ¡Ah! También quitarle el germen al ajo para que no os siente mal (no se repita).

¡Te animo a que prepares esta receta! Si es la primera vez que la pruebas puede que el sabor y la textura te resulten diferentes al principio, pero una vez que haces el paladar seguro que se vuelve un plato indispensable en tu cocina.

Otras recetas que quizás te interesen:

 

 Para hacer esta receta he utilizado:

Para imprimir:

Salmorejo cordobés
 
Autor:
Tipo de receta: 1º Plato
Cocina: Tradicional
 
Ingredientes
  • 1 kg de tomates
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 100 gr de pan
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Huevo duro
  • Taquitos de jamón serrano
Preparación
  1. Comenzamos cortando el pan en trozos, lo ponemos en el fondo de un recipiente hondo.
  2. Le añadimos encima los tomates, cortados a cuartos, espachurrándolos un poco y el ajo picadito.
  3. A continuación, le echamos sal y lo regamos todo con el aceite de oliva.
  4. Después, lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar a temperatura ambiente unas horas.
  5. Transcurrido el tiempo, lo batiremos con la batidora eléctrica hasta que quede una crema muy fina.
  6. Por último, lo emplatamos y decoramos con taquitos de jamón serrano y huevo duro picado.
Consejos
Es muy importante elegir una variedad de tomate con bastante sabor, ya que es el ingrediente principal y el que realmente le da el toque a la receta.

Si dejamos reposar los ingredientes cómo indico en la elaboración conseguiremos que el pan se empape de todos los jugos y sabores, por lo que será más fácil conseguir que la crema quede fina y que el salmorejo tenga más sabor.

Sabe mejor si elegimos un buen aceite de oliva, el denominado aceite de oliva virgen extra es el más adecuado, debemos buscar uno con sabor suave y aroma afrutado ya que un aceite amargo y excesivamente picante ocultará los demás sabores del plato

¡Ah! También quitarle el germen al ajo para que no os siente mal (no se repita).

 

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntúa la receta: